Logo AMV


AMV - Identidad Corporativa

Hay algo que todos los que formamos parte de AMV compartimos con nuestros clientes y pilotos: la pasión por las motos y la competición.

Fieles a este sentimiento, estamos presentes en los más importantes eventos relacionados con el mundo de las dos ruedas: el Dakar, el Campeonato del Mundo de Enduro, el Campeonato del Mundo de Trial Indoor y Outdoor, el Campeonato del Mundo de Motocross, el Campeonato del Mundo de Motociclismo y el Campeonato del Mundo de Rallies Cross Country.

En los últimos años hemos vivido la enorme satisfacción de ver a los pilotos que hemos patrocinado llegar a lo más alto. Nani Roma, Marc Coma, Jonathan Barragán, Jordi Viladoms, Joan Pedrero, Toni Elías, Dani Pedrosa, Álex Crivillé, Joan Barreda, Armand Monleón, Aron Canet y Fabio Quartararo han conquistado los títulos más importantes en sus disciplinas: Rallies, MotoGP, Motocross, Enduro, etc. 

Nuestro apoyo va más allá del mundo de la competición y por eso estamos al lado de las marcas, los fabricantes y los concesionarios en los principales salones de la moto internacionales.


Àlex Crivillé Tapias
ExpandirPalmarés

2001

  • 8º Mundial de 500cc

2000

  • 9º Mundial de 500cc

1999

  • Campeón del Mundo de 500cc

1998

  • 3º Mundial de 500cc

1997

  • 4º Mundial de 500cc

1996

  • Subcampeón del Mundo de 500cc

1995

  • 4º Mundial de 500cc

1994

  • 6º Mundial de 500cc

1993

  • 8º Mundial de 500cc

1992

  • 8º Mundial de 500cc

1991

  • 13º Mundial de 250cc

1990

  • 11º Mundial de 250cc

1989

  • Campeón del Mundo de 125cc

1988

  • Subcampeón del Mundo en 80cc
  • 31º Mundial de 125cc (participa en 4 Grandes Premios)

1987

  • 3º Campeonato de Europa de 80cc
  • 11º Mundial de 80cc (participa en 3 Grandes Premios; podio en Jerez)

1986

  • Campeón Criterium Solo Moto
ExpandirBiografía

Àlex Crivillé Tapias


Àlex Crivillé debutó en competición en 1985, pero su nombre empezó a sonar con verdadera fuerza un año después, al ganar el Criterium organizado por la revista Solo Moto. La actuación de Crivillé, a los mandos de su pequeña Honda 75 pintada de blanco y azul, no pasó desapercibida para los entendidos, que auguraron un futuro de éxitos al joven piloto. Entre esos entendidos estaban los responsables de Derbi, que lo ficharon para el Campeonato de Europa de 80cc. Un jovencísimo Àlex fue tercero, tras conseguir su primera victoria internacional, en el circuito holandés de Assen. Además, ese año subió al podio en su única participación mundialista, en el circuito de Jerez. Toda una premonición.

A la temporada que viene ya se centró en el Mundial, junto a Jorge Martínez 'Aspar'. Participó en dos categorías: 80cc, en la que logró el Subcampeonato Mundial, y 125cc. En 1989 fichó por JJ Cobas para disputar el Mundial de 125cc al completo y realizó una temporada de ensueño: Campeón del Mundo -el más joven de la historia- tras conseguir cinco victorias. Al año siguiente debutó en la categoría de 250cc. Fue una temporada complicada, con frecuentes caídas y retiradas, debidas tanto a su inexperiencia en la categoría, como a la falta de competitividad de su Yamaha. Àlex terminó la temporada undécimo. En 1991 decide volver a JJ Cobas, pero la inferioridad mecánica (disponía de un motor Honda RS "kit A", inferior a los oficiales) le impidió brillar en el Mundial del 'cuarto de litro'. Crivillé terminó decimotercero.

Y, por fin, en 1992, saltó a la categoría de 500cc. de la mano de Honda y como único piloto del equipo de Sito Pons. Ya en el tercer gran premio de la temporada, disputado en Malasia, consiguió subir al podio, con un tercer puesto histórico. Pero esto era solo el principio. El 27 de junio de 1992, Àlex consiguió en Assen su primera victoria en 500cc y así, se convirtió en el primer piloto español en conseguir un triunfo en la categoría reina. Terminó la temporada en octava posición. Lugar que repetiría al año siguiente, tras reeditar grandes actuaciones como los podios en Jerez y Assen. En 1994 fichó por HRC, compartiendo equipo con Doohan e Ito. Consiguió tres podios y finalizó sexto. En 1995, en su tercera temporada en 500cc, sus resultados mejoraron, consiguiendo una victoria histórica en el Gran Premio de Catalunya, un total de seis podios y su primera "pole" en la categoría reina. Crivillé finalizó cuarto. Y el 1996 fue el año de su confirmación. Toda la temporada fue un toma y daca entre Crivillé y Doohan, cuyos duelos fueron memorables. Àlex consiguió dos victorias, una de ellas en Brno por sólo dos milésimas de ventaja - la distancia más corta en toda la historia del Mundial- sobre el australiano, 11 podios y cinco "poles". Doohan consiguió su tercer título pero seguido por Crivillé, que fue segundo, con 77 puntos de ventaja sobre el tercero. 1997 prometía ser una repetición de la jugada, con Doohan y Crivillé luchando mano a mano por el título. Y así fue en las primeras pruebas, entre las que cabe mencionar la disputado en Jerez, donde el de Seva conquistó una espectacular victoria. Pero Àlex se lesionó de gravedad una muñeca en Assen y se perdió varias carreras. Crivillé finalizó la temporada con una victoria en Phillip Island, en casa de Doohan. En 1998, Biaggi, a los mandos de otra Honda oficial, se inmiscuyó en el ya habitual duelo entre Doohan y Crivillé por el título. El de Seva finalizó tercero en el campeonato tras conseguir las victorias en Jerez, otra más, y Francia.

Y en su octava temporada en 500cc, llegaría su coronación. Crivillé empezó la temporada en Malasia con una tercera posición y un cuarto puesto en Japón. En Jerez consiguió otra victoria, en un Gran Premio en el que Doohan se quedo fuera tras sufrir un accidente. Crivillé encadenó cuatro victorias consecutivas (Jerez, Paul Ricard, Mugello, Circuit de Catalunya, con exhibición incluida) y también consiguió los triunfos en Donington Park y en el Gran Premio de Imola. Pero no todo fue un camino de rosas. Àlex sufrió una caída en Phillip Island y se rompió la mano. Pero pudo correr el Gran Premio de Sudáfrica, en el que subió al tercer escalón del podio, y finalmente el Gran Premio de Brasil, en Rio de Janeiro, donde consiguió proclamarse Campeón del Mundo de 500cc. Así, Crivillé se convertió en el primer español en conseguirlo y, a la vez, en el primer europeo en lograrlo en los últimos 17 años. Un hito histórico que también supuso un impulso para el motociclismo español.

En 2002 anunció su retirada y hasta la temporada 2011 ejerció de comentarista en las retransmisiones del Mundial de Motociclismo en TVE. En 2012, Crivillé se convirtió en el embajador de AMV y de su Fundación. Desde entonces, colabora y asesora al especialista de seguros de moto y quad en todas sus acciones y actividades.


Primer Gran Premio:

1987 España (80cc) / 1988 Bélgica (125cc.) / 1990 Estados Unidos (250cc) / 1992 Japón (500cc)

Primer Podio:

1987 España (80cc.) / 1989 Australia (125cc) / 1992 Malasia (500cc)

Primera Victoria:

1989 Australia (125cc) / 1992 Holanda (500cc)

Total Grandes Premios disputados:

193 (139 en 500cc, 29 en 250cc, 15 en 125cc y 10 en 80cc)

Vueltas Rápidas:

20 (14 en 500cc, 4 en 125cc y 2 en 80cc)

Poles:

12 (9 en 500cc y 3 en 125cc)

Podios:

66 (51 en 500cc, 9 en 125cc y 6 en 80cc)

Victorias:

20 (15 en 500cc y 5 en 125cc)