Logo AMV


Álex Crivillé, embajador AMV
23.09.2014 /

"A Rossi todavía le queda mucha cuerda"


· El embajador AMV analiza en el Gran Premio Movistar de Aragón en MotorLand

· Puedes escuchar y descargar el archivo de audio con sus declaraciones en ‘Audios’


El Mundial de Motociclismo vuelve a casa. Este fin de semana se disputará el Gran Premio Movistar de Aragón en el espectacular circuito de MotorLand. Tras la victoria de Valentino Rossi en Misano, el Mundial se ha revitalizado. Pero el líder destacado, Marc Márquez, tratará de volver a lo más alto del podio, así como el resto de pilotos españoles, Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo, entre otros, que intentarán aprovechar esas décimas que te hacen ganar la afición. Un Gran Premio eléctrico, también con las competidas categorías de Moto2 y Moto3, que Álex Crivillé, embajador AMV y doble Campeón del Mundo (precisamente, el pasado 27 de agosto se cumplieron 25 años de su título mundial en 125cc), analiza en la semana previa a su celebración. 

El Mundial regresa a MotorLand Aragón, trazado que muchos equipos y pilotos prefieren para realizar los test. ¿Por qué?

MotorLand es un circuito rápido. La recta principal mide más de un kilómetro, tiene 10 curvas a izquierda contra siete a derecha, tiene desniveles, chicanes rápidas, escapatorias… Es un circuito muy positivo a la hora de probar la puesta a punto. De hecho, muchos equipos tienen MotorLand Aragón como circuito de desarrollo. En general, gusta mucho porque es exigente a nivel de puesta a punto.” 

¿Qué valoración haces del triunfo de Valentino Rossi en el último Gran Premio de San Marino?

La victoria de Rossi de cara al campeonato ha sido muy positiva. Es un piloto que todavía mueve masas y sigue luchando por las posiciones de podio. De cara al título es muy difícil ya que Marc Márquez ya está destacadísimo al frente de la general. Pero Rossi va a luchar por ser subcampeón, aunque su objetivo ya lo ha cumplido, que era ganar un Gran Premio este año. A partir de ahora va a intentar demostrar que todavía le queda mucha cuerda a Valentino Rossi.

¿Cómo valoras la temporada de Tito Rabat? ¿Qué consejos le darías?

Tito Rabat es el máximo candidato. Ha demostrado que es más rápido que su compañero de equipo y su rival más directo, Mika Kallio. Lo ha conseguido en circuitos rápidos, lentos, difíciles… Quizás, sobre agua es la única asignatura que le queda a Tito. Pero estoy seguro que en este punto va a mejorar. El único consejo que le puedo dar es que siga así, porque lo está haciendo fenomenal.” 

¿Qué esperas de Moto3?

Moto3 es una categoría alucinante. Está súper abierta. A principios de temporada, Jack Miller parecía que se iba a comer la categoría con facilidad pero no es así. Le están arañando puntos y parece que las KTM tienen un poco de problemas respecto a las Honda, que han mejorado muchísimo en este aspecto. Y tenemos a dos pilotos como son Álex Rins y Álex Márquez que le pueden dar caza en estas cinco carreras que quedan. Si no despierta Miller, tanto Márquez como Rins, quien tiene un pelín más de experiencia, podrían ser Campeones del Mundo.

El pasado 27 de agosto se cumplieron 25 años de tu título mundial en 125cc. ¿Qué recuerdos guardas?

Conseguir ser Campeón del Mundo en el 1989 fue un hito que marcó mi carrera deportiva. En el 1988 estábamos en Derbi, con Jorge Martínez “Aspar” y con Manuel “Champi” Herreros. Fue un año complicado. Sí que fuimos ser subcampeones del mundo pero ser campeón era muy complicado. Me aventuré en un proyecto difícil, que era marchar de Derbi e irse a una escudería, que no era una fábrica, como JJ-Cobas. Ellos desarrollaban un chasís, sí que había un gran ingeniero como era Antonio Cobas, y tenía un motor austríaco, un Rotax. Pero era una moto semioficial. Lo aposté todo y nos salió muy bien. 

Recuerdo que cuando conseguí el Mundial y me bajé de la moto, me dijeron: “Eres el Campeón del Mundo más joven de la historia”. Eso es mucho. Ganamos a Honda, a Derbi, a Krauser… Eran fábricas y nosotros competimos con una moto artesanal hecha en unos garajes en Barcelona, con un mago que era Antonio [Cobas] y también con Eduardo Giró, que puso el motor en el sitio. Era una hazaña que pocos hubieran apostado y arriesgado.

Como embajador de la Fundación AMV, ¿qué consejos les das a todos aquellos aficionados que se desplazarán en moto al circuito de MotorLand Aragón?

"En nuestro país, tenemos la gran suerte de poder disfrutar de cuatro Grandes Premios, lo cual nos diferencia del resto de países. No por ello debemos olvidar de concienciar al aficionado para que active todas las medidas de precaución al dirigirse hacia el circuito. Las aglomeraciones y el tráfico, con el que debemos vivir diariamente, es un factor que debemos tener muy en cuenta al circular en moto. El respeto por los demás pilotos y conductores es una tarea que se debe tener muy presente, dentro y fuera de la pista. Desde la Fundación AMV activamos iniciativas para concienciar al piloto y en momentos álgidos de mucha emoción, como es el caso de los Grandes Premios, debemos tener muy presente nuestra responsabilidad. Los pequeños detalles marcan la diferencia y es por eso que, a pesar de parecer repetitivos, en muchas ocasiones, debemos tenerlos en mente permanentemente. A los aficionados que os vais a dirigir al circuito de MotorLand Aragón os pido mucha cabeza y a disfrutar!".

Etiquetado con: alex, criville, gp aragon, motorland