Logo AMV


Álex Crivillé - GP España 2021
18.06.2021 /

"En Sachsenring comencé a pensar en el título"


· Álex Crivillé, embajador AMV Seguros, rememora la carrera de 1999 en el circuito alemán, donde subió al segundo escalón del podio y comenzó a creer que podía ser campeón del mundo de 500cc

· (VÍDEO) Descarga el vídeo en el siguiente enlace: https://we.tl/t-pBp4bJZ6ah


Han transcurrido 23 temporadas desde que Álex Crivillé se convirtió en el primer español campeón del mundo de 500cc en 1999. El embajador AMV Seguros consiguió ese año seis victorias, 10 podios y dos poles que le llevaron a sellar el título en el circuito brasileño de Jarapeguá, pero antes encadenó una secuencia de cuatro triunfos consecutivas en Jerez, Paul Ricard, Mugello y Montmeló que le llevaron a reforzar su liderato. Tras una caída en Assen y otro triunfo en Donington Park, llegó a Sachsenring con una ventaja 52 de puntos en la clasificación general.

La cita alemana marcó el ecuador de esa temporada, antes de tres pruebas en Europa y las carreras transoceánicas. Fue en ese momento cuando Álex Crivillé comenzó a pensar que podía ser campeón del mundo de 500cc en 1999 tras finalizar en el segundo escalón del podio en un circuito del que no guarda muy buenos recuerdos, pero tras completar una carrera muy disputada con Kenny Roberts Jr., su máximo rival en la batalla por el título. El embajador AMV Seguros rememora el Gran Premio de Alemania de 1999, uno de los momentos clave de una temporada en la que se terminó convirtiendo en campeón del mundo de 500cc.  

Álex Crivillé, embajador AMV Seguros: "No tengo demasiados buenos recuerdos de Sachsenring por las caídas. El único recuerdo bueno que tengo es la segunda posición que conseguí en 1999 tras luchar con Kenny Roberts Jr., lo que me llevó a afianzarme al frente de la clasificación general y después me vino muy bien en la pelea final por el título. A partir de ahí, tuve muchas caídas en Sachsenring. Es un circuito delicado, sobre todo en la curva de arriba que es un curvone en rasante. Un año tuve ahí dos caídas consecutivas. Sachsenring es un circuito descompensado porque tiene 10 curvas de izquierdas y tres de derechas y también es peligroso cuando hace frío. Mi segunda posición en Sachsenring en 1999 llegó tras una carrera muy disputada. A pocas vueltas del final, iba liderando la carrera. Ya tenía un cierto colchón de puntos en la clasificación general respecto a Kenny Roberts Jr. y ya estaba pensado en el título. Me pasó en la bajada y yo aseguré la segunda posición y esos puntos después de una serie de victorias consecutivas. El título se estaba acercando y comencé a pensar que podía ser campeón del mundo. Venía de sumar cuatro victorias consecutivas y llegué a un circuito que no era propicio para mi estilo de pilotaje, pero tenía un colchón importante de puntos. Sachsenring fue el primer circuito en el que cogí la calculadora y empecé a hacer cálculos. Tenía que puntuar en Sachsenring y terminé segundo. A partir de ahí comencé a pensar que podía ser campeón del mundo y no podía fallar. Sachsenring suponía el ecuador de la temporada y tenía una cierta ventaja de puntos. Comencé a pensar en el título y a digerirlo".

 

 

 

 

 

Etiquetado con: motogp, amv, alex, criville, moto2, moto3